Los niños son los que más disfrutan de las bodas, al tiempo que sueñan con ser princesas por un día.

Antonio Luna